La CES denuncia el aumento de los beneficios de los accionistas en España

España es el país europeo donde más han aumentado los beneficios de los accionistas: un 97,7 %

Las empresas han estado pagando a sus accionistas dividendos y beneficios muy por encima de la inflación este verano. A la vez, estos trasladaban a sus trabajadores que no tenían derecho a un aumento salarial decente.

España es el país europeo en el que más han aumentado estos beneficios en 2022 con respecto a 2021: un 97,7 %.

USO, junto con la CES, denuncia el aumento disparatado de los dividendos de los accionistas, mientras los trabajadores europeos sufren la mayor pérdida de poder adquisitivo en años, y reclama una serie de medidas para frenar este aumento exponencial de la desigualdad.

Un aumento en España 27 veces más rápido que el de los sueldos

Los datos recogidos por el Índice Global de Dividendos de Janus Henderson muestra cómo la retribución para los accionistas en las empresas aumentó un 28,7 % en Europa en el segundo trimestre de 2022. Esta cifra es más de 7 veces superior al ritmo de aumento de los salarios en la Unión Europea. En el caso de España, aumentaron 27 veces más rápido.


Estos datos demuestran, como ya declaró el Banco Central Europeo, que son los excesivos beneficios empresariales y no los salarios, los que impulsan la inflación.

Las diferencias entre los impuestos aplicables a los dividendos y a los salarios en Europa también está contribuyendo a la disminución de la parte del PIB que le corresponde a los trabajadores con respecto a la que se le devuelve a los directivos y accionistas. Todo esto en un contexto en el que la inversión empresarial para el futuro sigue estando por debajo de los niveles pre pandemia.

Subir salarios a los trabajadores y fin a los beneficios excesivos

Ante esta situación, USO se une a la petición de la CES a los gobiernos europeos para que introduzcan una serie de medidas que frenen este aumento exponencial de la desigualdad a través de:

  • Un impuesto obligatorio sobre los beneficios excesivos.
  • Límites a la cuantía de las primas y los dividendos.
  • Apoyo a la negociación colectiva como la mejor forma de garantizar una remuneración justa para los trabajadores.

Recibe nuestro boletín

Usuarios registrados