Teletrabajo saludable y seguro, tema central de un informe de la OIT

 

La OIT ha publicado un informe sobre Teletrabajo Saludable y Seguro, del que USO destaca sus principales conclusiones

La Organización Internacional del Trabajo ha publicado un Informe sobre Teletrabajo Saludable y Seguro. En él, un grupo asesor técnico conjunto de la OIT y de la OMS abordan el impacto sobre la salud laboral del trabajo a distancia.

El objetivo de este informe es brindar información técnica a empresas, trabajadores y su representación sindical acerca del impacto del teletrabajo en la salud, la seguridad y el bienestar. Ofrece consejos prácticos sobre la organización y realización del teletrabajo de manera que proteja y promueva la salud física, mental y el bienestar social, de acuerdo con las directrices de la OMS y las normas y guías de la OIT.

Antes de abordar sus principales conclusiones, desde USO advertimos que el teletrabajo, cuando se organiza y apoya adecuadamente, puede tener impactos positivos en la salud física, mental y en el bienestar social de la plantilla. Ahora bien, cuando no se identifican y previenen los riesgos del teletrabajo y las personas teletrabajadoras no pactan con sus responsables las prioridades, la disponibilidad, las formas de comunicación y los resultados, dicho trabajo conllevará impactos negativos significativos en la salud de la persona.

Cómo organizarse para realizar el teletrabajo de forma sana y segura

El entorno físico del teletrabajo puede presentar riesgos relacionados con factores como el malestar térmico por sistemas inadecuados de calefacción y refrigeración, iluminación, seguridad eléctrica, higiene del hogar y calidad del aire.

Para la creación de un buen entorno ergonómico se debe propiciar el suministro de una silla ergonómica, una pantalla grande, un teclado y un ratón y formación para minimizar las molestias musculoesqueléticas y oculares.

Además, se deben promover conductas informáticas saludables; establecer límites en las horas de trabajo manteniendo un horario regular; disminuir la sensación de aislamiento y desapego con interacciones sociales regulares y recibir capacitación sobre el comportamiento laboral apropiado y sobre cómo identificar, responder al abuso o la intimidación o denunciarlo conforme al Protocolo.

La promoción de la salud y el bienestar a través de la alimentación, la actividad física y un equilibrio saludable entre la vida laboral y personal tienen un papel importante. El lugar de trabajo es un entorno clave para mantenerse físicamente activo y reducir el comportamiento sedentario por el viaje hacia y desde el trabajo, se deben ofrecer oportunidades para aumentar la actividad física durante la jornada laboral.

Funciones y responsabilidades de todas las partes que deben proporcionar un entorno seguro de teletrabajo

El Convenio sobre Seguridad y Salud en el Trabajo nº155 y la Recomendación nº164, describen las responsabilidades, los derechos y el papel de los Gobiernos para garantizar el derecho a entornos de trabajo seguros y saludables.

La definición de lugar de trabajo en el Convenio sobre seguridad y salud en el trabajo incluye “todos los lugares en los que los trabajadores deben estar o ir en razón de su trabajo y que están bajo el control directo o indirecto del empleador”.

La gestión de riesgos laborales en relación con el teletrabajo, debe realizarse en consulta a través de comités de seguridad y salud o delegados de prevención donde existan. Las empresas deben comunicar claramente las tareas, las responsabilidades, la autoridad para tomar decisiones, la autonomía y los resultados a lograr, ajustando la carga de trabajo y las asignaciones de trabajo cuando sea necesario. El Acuerdo Marco de la Unión Europea sobre Teletrabajo de 2002 estableció un marco general sobre las normas relativas al teletrabajo; el objetivo era promover dicho trabajo asegurando al mismo tiempo que respondía a las necesidades de empresa y plantilla.

El apoyo de los servicios de prevención y atención primaria

El personal médico y técnico del servicio de prevención de las empresas tienen un papel importante en la identificación y mitigación de los riesgos para la salud entre las personas teletrabajadoras.

Para satisfacer las necesidades cambiantes de una fuerza de trabajo que pasa al teletrabajo, los servicios médicos necesitan ampliar sus canales de comunicación. Los nuevos canales podrían incluir consultas en línea, aplicaciones móviles y listas de verificación en línea para realizar evaluaciones de riesgos, evaluación en línea de la salud, herramientas digitales para salud mental y apoyo psicosocial, y evaluaciones e intervenciones tele-ergonómicas.

Recibe nuestro boletín

Usuarios registrados