• USO-Madrid considera inaceptable la subida salarial de 75 euros anuales de media propuesta por la empresa del grupo Cepsa y seguirá adelante con la huelga si los trabajadores lo ratifican hoy en una votación.

 

Madrid, 16 de julio de 2019.- USO-Madrid considera inaceptable la subida salarial del 1,3% anual propuesta por Spanish Intoplane Services (SIS) y mantiene la huelga de combustible en el aeropuerto Barajas-Adolfo Suárez a la espera de que los trabajadores ratifiquen este martes si respaldan los paros parciales que comenzarían el jueves, 18 de julio, entre las 3 y las 5 de la madrugada y afectarán a las principales aerolíneas que operan en Madrid, como Iberia, British Airways, Vueling y Ryanair.

El comité de empresa de SIS se reunió ayer con la dirección de empresa, del grupo Cepsa, en la sede de la compañía en el aeropuerto de Barajas. Durante el encuentro, que duró más de ocho horas, "se constató la falta de voluntad por parte de la empresa para llegar a un acuerdo con los trabajadores y se mantuvo inamovible en unas propuestas del todo inaceptables", señala Juan Manuel Luque, delegado de USO, que cuenta con la mayoría de la representación en el comité de empresa y ha convocado la huelga.

Desde la empresa han ofrecido una subida anual del 1,3% en los salarios de 2018 y 2019, lo que supone un aumento de unos 75 euros anuales de media. A partir de 2020 esta subida podría alcanzar el 1% más un 0,8% variable dependiendo de los resultados de la compañía. "Llevamos 18 meses de negociación del nuevo convenio sin avances ni propuestas. No pedimos nada desorbitado, de hecho hemos rebajado nuestras peticiones para poder avanzar: una subida del 2,1%, un límite de 220 turnos anuales, el pago de las horas nocturnas entre las 22:00 y las 6:00", explica Luque.

A pesar de no haber llegado a un acuerdo, serán los trabajadores los que tengan la última palabra. A lo largo de este martes, los 66 trabajadores votarán si aceptan las propuestas de la empresa o si seguimos adelante con los paros parciales de dos horas por turno los jueves y los sábados de cada semana de forma indefinida: en el turno de mañana de 10:00 a 12:00 horas, en el turno de tarde de 16:00 a 18:00 horas y en el turno de noche de 3:00 a 5:00 horas.

El secretario general de la Federación de Industria de Madrid de USO, Víctor Fernández Cajide, denuncia que "tras 18 meses de negociación, la empresa no ha realizado ningún tipo de propuesta que lleve a la firma del nuevo convenio colectivo y únicamente se ha limitado a afirmar que las medidas planteadas por los trabajadores no son asumibles".

"Es muy curioso cómo nos jactamos de que el aeropuerto de Barajas y el de El Prat marcan nuevos récords de pasajeros, cómo el de Madrid crece un 10% en pasajeros y luego las empresas se escandalizan de que los trabajadores pidan aumentos de plantilla o mejoras de las condiciones laborales ante una situación asfixiante e injusta", denuncia Fernández Cajide.

  • Un 86,4% de los trabajadores de Spanish Intoplane Services (SIS) está en contra de aceptar la subida salarial del 1,3% propuesta por la empresa y secunda la huelga de combustible en el aeropuerto Barajas-Adolfo Suárez.

 En una votación celebrada este martes y con el 100% de participación, el 86,4% de los trabajadores están a favor de mantener los paros parciales de forma indefinida, que comenzarán este jueves, 18 de julio, entre las 3 y las 5 de la madrugada afectarán a las principales aerolíneas que operan en Madrid, como Iberia, British Airways, Vueling y Ryanair.

 Con respecto a los servicios mínimos establecidos por el Ministerio de Industria, se ha fijado el 100% de los vuelos a Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla; el 50% de los trayectos de más de 500 kilómetros o de una duración superior a las 5 horas de vuelo; y el 25% de los trayectos de menos de 500 kilómetros o de una duración inferior a las 5 horas.

Recibe nuestro boletín

Usuarios registrados