La producción de manufacturas mantiene la economía de la zona euro y compensa el retroceso de los servicios.

La economía de la zona euro mantuvo el ímpetu de crecimiento en agosto y la actividad total en toda la zona euro registró un ritmo de expansión similar al del mes pasado gracias al impulso de la producción manufacturera, mientras que la actividad del sector servicios se expandió a un ritmo más débil, señala hoy el informe de IHS Markit correspondiente al octavo mes del año.

La tasa de creación de empleo se mantuvo sólida pero se ralentiza la creación de empleo en ambos sectores, mientras que la confianza empresarial siguió moderándose hasta mínimos de noviembre de 2016. Las dos economías principales de la zona euro, Alemania y Francia, siguieron registrando un robusto crecimiento de la actividad total en agosto, sobre todo la primera, y en el resto de países la actividad se debilita.

El Índice PMI compuesto de la actividad total de la zona euro se situó en la cota de los 55,8 en agosto, apenas por encima de la lectura de 55,7 del mes pasado. El Índice PMI de actividad comercial del Sector Servicios se situó en en 54,9 (55,4 en julio), en mínimos de ocho meses, mientras que el PMI de producción del sector manufacturero escaló hasta los situó en 58,1 desde los 56,5 de julio hasta máximos de dos meses. El Índice PMI del sector manufacturero se situó en 57,4 (56,6 en julio), marcando su máxima de los dos últimos meses.

"Una vez más el índice señaló un intenso crecimiento de la actividad del sector privado de la zona euro y la tasa de expansión se mantuvo en torno a la más intensa observada en los seis últimos años", señala Markit, ya que "el sector manufacturero arrojó resultados sólidos ya que tanto la producción como los nuevos pedidos aumentaron a ritmos más intensos (...) reforzado por el aumento más rápido de las exportaciones de los últimos seis años y medio.

Por otra parte, el comercio del sector servicios se atenúa hasta mínimos de enero, aunque se mantienen los pedidos y las órdenes pendientes aumentan al ritmo más marcado en más de once años.

Leve atenuación del PIB

Andrew Harker, director asociado de IHS Markit, subraya que los datos del estudio para los dos primeros meses

del tercer trimestre concuerdan con una leve atenuación de la tasa de crecimiento del PIB frente al aumento de 0,6% registrado en el segundo trimestre. El crecimiento se ha atenuado en el sector servicios, aunque se contrarresta

"por los resultados nuevamente impresionantes del sector manufacturero, debido a que los productores han podido captar nuevos pedidos para exportaciones al ritmo más rápido de los últimos seis años y medio".

"Este repunte es un buen indicio para el mercado laboral, puesto que es probable que las firmas busquen contratar a personal adicional para ocuparse de los trabajos pendientes", continúa. Además, "los costes y los precios cobrados se incrementaron a ritmos más acelerados en agosto", pero a un "ritmo modesto y más débil que los observados hacia principios de año, y por tanto no causará inquietud al BCE.

En general, "el estudio ofrece otra serie de resultados positivos para la zona euro, que sigue disfrutando de su mejor racha de expansión en varios años."

Recibe nuestro boletín

Usuarios registrados