• Mañana finaliza el actual plan PREPARA de ayudas para formación a parados de larga duración o con cargas familiares, y por sus condicionado no puede prorrogarse de manera automática como hasta ahora.

 

  • El Gobierno tiene que diseñar este tipo ayudas para que las gestionen las autonomías por una reciente sentencia del Constitucional.

 

  • CCOO y UGT quieren participar en la redacción de la ley que regularice este tipo de planes.


El Ministerio de Empleo no ha tenido más remedio que convocar un encuentro de urgencia para hoy con los sindicatos CCOO y UGT y las organizaciones empresariales COE y CPYME. El motivo es buscar una alternativa al plan PREPARA de ayuda a los desempleados de larga duración o con cargas familiares, ya que termina su vigencia mañana día 15 de agosto, y no existe la posibilidad legal de establecer una prórroga automática como la que se venía aplicando hasta la fecha.

 

La ayuda consiste en 400 euros (o 450 euros si se tienen cargas familiares) durante seis meses improrrogables, para parados de larga duración o con cargas familiares que hayan agotado el resto de prestaciones y subsidios. Se creó en febrero de 2011 para sustituir a un programa similar (PRODI), y se ha prorrogado en varias ocasiones.


En 2013, el Real Decreto que sirvió para mantener esta ayuda estipuló su prórroga automática hasta que la tasa de paro se situara por debajo del 20%, medido según la Encuesta de Población Activa (EPA). Dicho umbral para prorrogar el PREPARA se redujo al 18% en abril de 2016.


Según los últimos datos de la EPA, correspondientes al segundo trimestre de 2017 reflejan que la tasa de paro en España ha bajado al 17,22%. Esto implica que mañana no podrá prorrogarse de manera automática. Es más, según han explicado desde el Ministerio de Empleo, actualmente la continuidad del PREPRARA requiere el desarrollo de una norma con rango de ley y, por tanto, debería negociarse.


A pesar de estos datos, la idea del Gobierno era volver a prorrogar el programa, idea que traslado a los Agentes Sociales. Pero a finales de julio una sentencia del Tribunal Constitucional determinó que la gestión de las ayudas como el PREPARA, para desempleados que han agotado la prestación y subsidios, corresponde a las comunidades autónomas y no al Servicio Público de Empleo Estatal, quien se había encargado hasta ahora de gestionarlo.


Por tanto, el Gobierno tiene el problema de plantear a los Agentes Sociales una solución alternativa al PREPARA y negociar sus condiciones, al tiempo que debe hacer compatible esta alternativa con que sea gestionada por las comunidades autónomas.


Según algunas fuentes, aseguran que Empleo ya ha iniciado las conversaciones con las comunidades autónomas.


Esas mismas fuentes, indican que los responsables del Ministerio de Empleo están tranquilos porque si no se llega a un acuerdo, disponen del Programa de Activación para el Empleo (PAE) que, con las modificaciones necesarias, podría dar cobertura al colectivo de desempleados que protege el PREPARA.


Por su parte, CCOO y UGT reclaman que se recuperen los requisitos, para cobrar esta ayuda, previos a 2012.

 

(FOTO de Agencia EFE)

Recibe nuestro boletín

Usuarios registrados